revocación de un dominio

¿Qué es la revocación de un dominio?

Antes de referirnos a la revocación de dominio, primero debemos saber qué es un nombre de dominio, es aquella dirección que nos permite ingresar a un sitio web determinado y nos permite identificarlo de otras páginas webs.

Es fundamental señalar que se debe registrar el nombre del dominio, a través de un trámite que se realiza ante NIC Chile, y tiene un costo asociado a ello, que es de $9.950.

Si una persona considera que sus derechos se han vulnerado o transgredido con una solicitud de inscripción en el registro de nombres de dominio, puede solicitar la revocación, es decir, que se deje sin efecto dicha solicitud.

El fundamento de la revocación es que la solicitud de inscripción en el registro de nombres de dominio infringe el Reglamento de NIC Chile.

Tipos de revocación de dominio

Existen dos tipos de revocación:

Revocación temprana

Es aquella que se interpone dentro del plazo de 30 días desde el registro del dominio, mientras éste figura en la lista de “dominios inscritos”.

En esta, el revocante deberá señalar y probar que tiene un "interés preferente" sobre el nombre del dominio.

Revocación tardía

Es aquella que se interpone después del vencimiento del plazo de 30 días desde que se inscribió el nombre de dominio, y no tiene plazo de vencimiento. Puede intentarse incluso muchos años después del registro de un dominio

En este caso, el revocante debe probar que dicha inscripción es abusiva, lo que requiere de la existencia de 3 condiciones que deben existir de forma simultánea. Estas son:

  1. El nombre de dominio debe ser igual o engañosamente similar a una marca del revocante, o a un nombre por el cual es conocido.
  2. El titular del nombre de dominio no tenga derechos o interés legítimo con respecto del nombre de dominio.
  3. El nombre de dominio haya sido registrado o se use de mala fe.

Procedimiento de revocación de un nombre de dominio

Se inicia por medio de una solicitud ante NIC Chile por vía electrónica y pagando una tarifa de $9.950.

Este conflicto se tramita a través de un procedimiento de arbitraje, que es aquel en que las partes eligen a un árbitro de común acuerdo. Si no lo hacen, NIC Chile designará a uno de una nómina realizada por ellos y que se encuentra disponible en su página web.

Lo que caracteriza a este árbitro es que será un árbitro arbitrador, es decir, el procedimiento y la sentencia no se ajustan a las leyes civiles, sino que considera las normas mínimas de procedimiento, y falla aplicando la equidad y prudencia, no necesariamente la ley.

Una vez que se ha elegido al árbitro, se inicia el procedimiento de revocación, en el que el revocante interpone una demanda y frente la cual el revocado debe defender sus intereses, a través de la contestación de la demanda.

La sentencia en una revocación de dominio

La sentencia que dicte el juez árbitro deberá decidir quién se queda con el dominio, si el titular, es decir, la persona que lo registró, o el revocante.

Frente a las sentencia que se dicte en el procedimiento no procede recurso ordinario alguno, debido a que las partes renuncian a ello, en virtud de someterse a un arbitraje que es realizado por un árbitro arbitrador. Únicamente procede el recurso de queja, que se tramita ante la Corte de Apelaciones, si el fallo contuviera errores graves y arbitrarios.

Es fundamental contar con un abogado para poder defender nuestros intereses en el procedimiento de revocación y obtener un resultado favorable a ellos.

¿Te pareció útil este artículo? Compártelo:

Más publicaciones:

¿Necesitas asesoría con una revocación de dominio?

Envíanos un mensaje:

Teléfono y Whatsapp
+569 4341 2639

Email
contacto@defiendetuidea.cl

Nuestras redes

Instagram LinkedIn Facebook